Normalmente en el blog, siempre os cuento como son mis sesiones particulares, familiares, sesiones de embarazo o newborn; últimamente me estoy animando mucho con las editoriales, proyectos de Suavinex y demás… así que no puedo dejar de lado esta parte de mi trabajo, mi fotografía de producto, que taaaaaanto me encanta!

La fotografía de producto parece sencilla, hasta que te pones a ello, esto es así… Controlar tantos parámetros a la vez, luz, nitidez, (que debe ser ampliable al infinito!), los colores, que deben ser tal y como se ven en el producto, ya que son fotografías para que clientes compren esos productos por internet y deben hacerse una idea lo más fiel posible a lo que van a recibir en casa, además la fotografía de producto lleva una edición muy exigente y puntillosa, píxel por píxel hasta dar con el resultado perfecto 🙂

Aquí os traigo una sesión de producto con los cucos más preciosos del mundo, son estilos a más no poder! Cucos Baby! En su web podréis ver muchas más de las fotos que hemos hecho, pero aquí os pongo unas poquitas ¡espero que os encanten!