Quienes me seguís por las redes sociales o conocéis mi trayectoria como fotógrafa, sabéis que combino dos tipos de fotografía.. La fotografía familiar con sesiones desde embarazadas, bebés, niños un poco más mayores, reportajes de comunión, mini sesiones navideñas, etc,…; con la fotografía de producto. Ambos tipos de fotografía me apasionan, no sé cual me gusta más, y lo cierto es que en mi labor, los dos tipos de fotografía conviven en armonía.

He escuchado en varias ocasiones que lo correcto, o lo acertado es quedarte con un solo tipo de fotografía y especializarte “a saco”, pero uno de mis principios, tanto en fotografía como para emprender en general, es romper las normas para potenciar tu propia creatividad, para ser diferente, para no copiar (detesto los copiones!) para montarte tu business a tu manera, con tu propia identidad…

Lucía Patata Fría es fotografía de producto y es fotografía infantil, y si tengo oportunidad de unir ambas disciplinas pues mejor que mejor y si además es para Estrellita la Valiente, pues mejor que mejor aún… Su nueva colección habla por si sola, María está viviendo un momento muy especial, muy muy creativo y eso se nota en los productos, en las telas, en los colores… además tuvimos la suerte, la gran suerte, de contar con tres pequeños modelos preciosos que estuvieron muy tranquilos y que son las auténticas estrellas de las fotos.

Gracias a las mamás de los tres, Adila, Claudia y Tania por su colaboración, gracias a Chloé, Mateo, Lesley y a mi niña Daniela, por hacer mis fotos tan preciosas; y gracias a Estrellita la Valiente por confiar una vez más en mi trabajo 🙂