Soy Lucía. Mi profesión original es documentalista audiovisual, pero tras más de 10 años trabajando en televisión decidí dar un giro a mi vida laboral y dedicarme por completo a la fotografía.

Me encanta dar lo mejor de mi en cada proyecto y hacer que los peques (y los papás) se sientan cómodos y disfruten de la experiencia que es una sesión fotográfica.

Desde hace unos meses cuento con mi propio estudio fotográfico, el estudio PA·TA·TA, donde realizo sesiones familiares y de producto.

UN PEQUEÑO TOUR POR EL ESTUDIO